Monturas Niños

Sabias que…?

El desarrollo de la visión durante los primeros años de vida es muy importante. Por ello es indispensable detectar lo antes posible los defectos visuales de nuestros hijos, sobretodo cuando inician la etapa escolar, a los 3 o 4 años.
El niño no se queja de su mala visión. Por eso tenemos que prestar especial atención a nuestro hijo, pues hay algunas pistas que nos indicarán que debemos realizarle una revisión optométrica, como verle desviar un ojo, acercarse mucho al papel, verle torcer la cabeza o guiñar un ojo, etc.
Cuando haya sol vigilar si siempre guiña el mismo ojo, si parpadea con frecuencia o si tiene los ojos rojos.

Otra pista importante es que al llegar a la tarde le duela la cabeza. Un examen visual optométrico diagnosticará posibles problemas visuales, que una vez corregidos potenciarán el aprendizaje y el rendimiento escolar.