Mi niño no ve bien y tiene que llevar gafas graduadas todo el día.

Mi niño no ve bien y tiene que llevar gafas graduadas todo el día.

 

Entiendo perfectamente a esos papás que vienen a vernos con su pequeño cogido de una mano y en la otra mano la receta que dice “mi niño tiene que llevar gafas graduadas todo el día” y aquella cara medio alegre, que él  no note que no me gusta tener que ponerle gafas, y medio triste porque no puedo ocultarlo del todo.

Como todo, este momento necesita de un proceso de adaptación. Una vez superado, escoger  gafas es toda una odisea. Las que me enseñan, no me gustan, las que me gustan no me las aconsejan. Este es el punto en el que me gustaría centrarme. Por favor, dejaros aconsejar por los profesionales. Un niño debe ir ante todo cómodo, seguro y hay muchos factores que debemos tener en cuenta. Los niños se adaptan en seguida a las gafas, las hacen formar parte de ellos y las integran tanto que corren, saltan, se quedan dormidos con ellas o hasta se meten en la bañera. Se olvidan de que las llevan, y así debe ser!

Sé que a muchos papás no les gustan las gafas de silicona, pero para nosotros pocas veces hay otra opción para los menores de 6 años. Incluso algunos las siguen llevando hasta más allá de los 8. Hay que tener en cuenta de que se dan golpes, tropiezan, se caen, y deben ser seguras para ellos. Personalmente  me gustan las de silicona nano.

 

nano vista

 

También son aconsejables y nos gustan mucho las gafas de la marca i-Green con una tecnología resistente, cómoda y ligera perfecta para los más pequeños y con posibilidad de cambiar las varillas por otros colores  pudiendo tener así varias opciones, e incluso personalizar la gafa completa.

 

igreen_niño

 

También hay que tener en cuenta que las llevarán muchas horas, así que no deben clavarse, han de quedar bien sujetas y que no se caigan. Es importante que en la medida de lo posible, siga el arco de la ceja para evitar que el niño mire por encima de ellas, esto es especialmente importante en niños hipermétropes.

Desde que se volvieron a poner de moda las gafas de pasta, y los gafa-pastas inundamos las calles, los gustos de todos poco a poco han ido cambiando estos últimos años y lo notamos también en los gustos para los más pequeños.  Veo muchos niños menores de 5 años con gafas que no están hechas para ellos, que les van grandes, no se les ajustan en su pequeña naricita y  las llevan bajas , se les clavan, pero sus papas comentan éstas me gustaban más que las que me enseñaban. Me pone los pelos de punta ver a niños pequeños con gafas mal hechas que no les son apropiadas.

 

gafas_niños

 

En el mercado una marca que trabaja bien las gafas de pasta para niños es Benetton, son resistentes, a prueba de niños y siguen mucho las tendencias de moda.

 

Benetton-niño

 

Como toda elección mejor si se hace sin prisas. Buscando, podréis encontrar la que mejor se le adapte. Ánimo! Mucho más difícil era antes que en el mercado no había ni mucho menos tantas opciones como hoy en día!