Las lentes de sol de baja calidad pueden perjudicar gravemente nuestra vista.

Las gafas con lentes de baja calidad pueden dañar la vista, especialmente si son oscuras, ya que la pupila se dilata y puede entrar más radiación dañina en el ojo. Debemos tener en cuenta que las gafas de moda no aseguran calidad. Si es cuestión de protección, lo que nos importan son las lentes y no tanto la estética, por eso, lo más seguro es comprar las gafas solares en una óptica para asegurarse de que la calidad de la lente es buena.

imiatacion


Normalmente centramos la protección ante la exposición solar en la piel, aunque los ojos también deben ser protegidos para evitar el envejecimiento y las cataratas. Para evitar que entre gran parte de la luz visible y el sol resulte molesto, las lentes deben ser oscuras y de buena calidad.
Haya o no sol, es esencial utilizar algún tipo de protección para la vista, ya que la radiación ultravioleta es la causante principal del daño. Es la radiación invisible, la ultravioleta, la que hace daño por lo que se recomienda utilizar gafas de sol aunque haya nubes o la temperatura sea más baja.

La protección es especialmente importante en lugares como la playa y la montaña. Cerca del mar, aunque la atmósfera protege más, la arena y el agua reflejan la radiación y la aumentan. En la montaña, la gran altura hace que la atmósfera filtre menos los rayos que pueden dañar la vista.