Escoger la montura para tus gafas

 

La elección de la montura de gafas siempre trae distintos tipos de inconvenientes en lo que se refiere a cómo quedarán. Todo depende siempre del tipo de rostro, por eso hay que pensarlo bien y ver cuál es la mejor elección. También hay que tener en cuenta otros factores como la talla y el uso que se le darán a las gafas con el fin de que sea el más apropiado posible.

montura para tus gafas

Veamos qué hay que tener en cuenta al momento de elegir la montura par tus gafas:

-Longitud: La longitud de la montura es un dato no poco menor que hay que tener en cuenta al seleccionar el tipo de gafas.

En primer lugar está lo que se llama la Longitud de las patillas. Este cálculo siempre se tiene en cuenta en la patilla completa, es decir, que también se toma en cuenta la zona en donde la gafa hace como una pequeña curva al final con el fin de que quede lo más ajustada posible a la cara para que no se caigan y lo suficiente para que se sienta cómodo.

Por otro lado, existe la medida de Longitud Frontal. Esto se calcula a través de la bisagra derecha a la bisagra izquierda. Cuando se tiene un rostro muy ancho, hay que tener en cuenta que la medida de esta zona frontal debe ser lo suficientemente grande como para que no haga opresión en la zona de la sien. Lo ideal es realizar una prueba para que se vea cómo repercute en el rostro.

-Altura: Dentro de la altura, hay que observar cómo son la altura de los cristales. En algunos de ellos no existe una altura mínima sino que todo dependerá de la montura que se escoja al final.

-Diagonal: La diagonal de los cristales es un tipo de distancia que existe en el cristal, es el valor máximo absoluto y generalmente se puede observar en el detalle y características de las propias monturas.

Distancia del puente: En este caso hay que prestar atención e intentar evitar el hecho de que escoger gafas con puentes muy cortos ya que de lo contrario van a quedar muy pegadas a la nariz y podrían hacer algo de daño.

Como puedes observar elegir las monturas para tus gafas no es una tarea sencilla pero siempre puedes acudir a la ayuda de profesionales en las ópticas para que te asesoren en ello y por supuesto hacer una prueba a ver cómo te sientes con tus nuevas gafas.